top of page

Aviación ejecutiva: Tú eliges cuánto vale tu tiempo


Algunas acciones en la vida deben medirse para determinar su tasa de éxito. Los ingresos de una empresa, las métricas de una campaña de marketing, el número de votos de un determinado candidato y la lista continúa. Otras acciones no tienen cifras vinculadas al proceso ni son cuantificables, y eso no es necesariamente algo malo. Su importancia está determinada por el valor que cada persona le otorga, algo bastante holístico en tiempos donde sólo lo medible parece tener espacio para la discusión.


Llegar a tiempo a la graduación de un hijo, a la boda de una hija o celebrar los 25 años de matrimonio durante el fin de semana. El tiempo es el recurso tangible que conecta todo lo anterior. Es escaso y, por tanto, muy caro. Si pensabas que las empresas alquilaban un jet privado para altos ejecutivos por su lujo y comodidades a bordo, piénsalo nuevamente. ¿Qué pasa con los emprendedores exitosos? ¿Viajan en jets privados solo para impresionar?


Los viajes privados permiten realizar tres reuniones en un día o visitar más de tres países en solo 48 horas, en comparación, por ejemplo, con la aviación comercial donde eso sería imposible debido a sus itinerarios fijos. Entonces, el ahorro de tiempo sí se puede medir: ¿cuánto dinero se ahorró en un viaje que se suponía duraría 5 días en lugar de dos? El aspecto personal, en cambio, solo medible por cada individuo y familia. En esencia, no tiene precio.


Y tres días menos de viaje significa que el cuerpo está descansado y se tiene más tiempo libre para invertir en ti mismo y tu familia. La aviación privada es literalmente insuperable en la gestión del tiempo; los horarios se cumplen rigurosamente y, por lo tanto, ninguna sorpresa impedirá estar en el lugar y hora deseada, un activo muy apreciado para aquellos con agendas muy ajustadas. Flapz está aquí para ayudarte a organizar de la manera más eficiente tus horarios, evitando terminales concurridos y ayudando en la selección de la aeronave indicada y el aeropuerto más cercano a destino.


Consejos para maximizar la eficiencia del tiempo


Un vuelo privado brinda eficiencia, privacidad absoluta, comodidad extrema y permite administrar tu tiempo por completo, así como el itinerario de vuelo. Sin embargo, existen ciertas pautas que pueden hacer que la experiencia sea aún mejor, especialmente si no eres un viajero privado frecuente o aún no has vivido la experiencia ejecutiva.


1. ¿Cuánto antes debo llegar al terminal?


Bueno, respondamos eso con una pregunta. ¿Cuánto antes quieres llegar? El vuelo privado no saldrá si no estás allí, por lo que realmente depende de tu urgencia. Sin embargo, por lo general, podrás llegar entre 15 a 30 minutos antes si deseas despegar en el horario exacto acordado.


2. ¿Cómo debo vestirme?


Eso dependerá del propósito de tu vuelo. No existen códigos ni exigencias, solo viajar lo más cómodo posible. Y si una reunión de negocios te espera después de aterrizar, es posible cambiarse de vestimenta en el terminal privado para luego partir a la reunión (o incluso tenerla en el mismo lounge ejecutivo).


3. ¿Cuándo debo solicitar amenidades extras?


Si deseas una comida o un vino en particular, o tal vez escuchar un tipo específico de música o incluso disfrutar de ese espresso italiano que te encanta o, realmente, cualquier cosa que pueda hacer que tu vuelo sea más agradable, debes solicitarlo por adelantado al reservar el vuelo. Una vez a bordo, puede ser demasiado tarde para que la tripulación cumpla con todos los requisitos.


4. No es necesario configurar el "modo avión" en el celular


Aunque los efectos de la interferencia de los teléfonos móviles con los sistemas aeronáuticos no están del todo comprobados, casi todos los vuelos comerciales exigen que los pasajeros cambien al "modo avión" antes de partir. En un vuelo privado, en cambio, puedes usar cualquier dispositivo libremente y la mayoría de los jets ejecutivos también tienen su propio Wi-Fi, por lo que puedes trabajar, ver tu serie favorita o simplemente documentar tu viaje con un video o fotos y compartir todo en tus redes sociales mientras vuelas.


5. Dirígete de inmediato a tu destino después de aterrizar


El verdadero sentido del vuelo privado es la eficiencia del tiempo. No es necesario que pases demasiado tiempo en el terminal privado después de aterrizar; simplemente usa el transporte terrestre previamente coordinado con el equipo de conserjería Flapz, deja que el personal de tierra cargue tus maletas y disfruta del comienzo de tus vacaciones o viaje de negocios sin contratiempos.


En definitiva, sin dudas pueden existir más consejos que podrían hacer que tu vuelo sea aún más agradable, pero después de tu primera o segunda experiencia, serás tú mismo quien estará compartiendo tus propios tips con amigos y familiares. Y esa es la belleza del vuelo privado; satisfacer las necesidades personalizadas de cada cliente.


242 visualizaciones